fbpx

NOTICIAS

DEDICA PARTE DEL PRESUPUESTO DE TU EMPRESA A INFORMÁTICA

Para trabajar y rendir a pleno nivel es necesario tener el equipo adecuado y que este esté en el estado correcto. Muchas veces trabajamos limitados por los equipos informáticos y digitales, disminuyendo el rendimiento del propio trabajador. Para evitar todos estos problemas, curarnos en salud y tener siempre el equipo dispuesto para sacar adelante el trabajo, es recomendable dedicar un presupuesto anual de informática y mantenimiento.

Y cuando nos referimos a esto, no solo hablamos del correcto estado de los ordenadores, tablets o teléfonos móviles. También hablamos de tener controlados y en perfecto orden de revista los puntos de acceso y conexión a la red, servidores o actualización de programas.

Si hablamos del mantenimiento informático, nos referimos a dos tipos distintos de tangibles: elementos físicos (o hardware) y elementos no físicos (software).

En referencia al hardware, cada empresa ha de tener los equipos adecuados según las características y necesidades de cada trabajador. No solo nos referimos a ordenadores o equipos más o menos potentes, sino también a la adquisición de pantallas de tamaño adecuado, tabletas o trackpads para dibujar y diseñar, equipo de sonido, etc.

El otro tipo de elementos, el software, es intangible pero es tan importante como el propio hardware. Nos referimos a los programas, sistemas operativos, servidores o nubes de almacenamiento de datos e información. La importancia de la renovación de programas no reside solo en la mejora para trabajar sin que se cuelguen los ordenadores o poder realizar nuevas funciones. También plantean un problema de seguridad. Un equipo de programas o sistema operativo antiguo genera agujeros de seguridad que pueden ser aprovechados por hackers para entrar en los sistemas y conseguir información confidencial, datos o meter virus.

Dedicar una parte anual del presupuesto a informática es una inversión que muchas empresas aún se resisten a hacer. Pero no es ningún gasto inútil. Invertir en servicio de soporte informático supone tener un asesoramiento de calidad a la hora de decidir qué equipos comprar cuando toca sustituir alguno, poder recuperar los datos si hay algún sistema o equipo dañado tirando de backups, gestionar y habilitar las conexiones para permitir acceso remoto o teletrabajo, no tirarse de los pelos si a última hora, cuando estabas cerrando un proyecto importante, se te cae el servidor.

En definitiva, invertir en un servicio de mantenimiento informático es invertir en mejoras para tu empresa y trabajadores.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *